Sector de incendios en un edificio
11 / 07 / 2022 / Fuego y humos

Sector de incendios en un edificio: qué es y cuál es su importancia

Un sector de incendio es una zona del edificio que está separada del resto por medio de diferentes elementos constructivos que tienen la función de delimitar y frenar el paso del fuego hacia otras áreas. La sectorización contra incendios es uno de los métodos más utilizados para evitar que los incendios se propaguen por todo el edificio.

En este artículo, te hablamos de los requisitos que deben cumplir estos sectores, cuáles son sus fundamentos y beneficios, y también veremos algunos ejemplos de sectores de incendios.

Requisitos de un sector de incendio

Según el Documento Básico de Seguridad en Caso de Incendio del Código Técnico de la Edificación, los sectores de incendio deben cumplir con ciertas características, que son las siguientes:

  • Los componentes que forman el sector, tales como puertas, cortinas o paredes, deben resistir al fuego de forma estable durante un plazo determinado. En función del tipo de uso, será de 60, 120 o hasta 180 minutos.
  • Entre un sector y otro, todos los elementos deben resistir el fuego durante un tiempo establecido. No solamente las paredes, los techos o las puertas, sino también los pasos de las instalaciones.
  • La resistencia al fuego de los diferentes elementos debe ser tal que las altas temperaturas y los gases inflamables no se traspasen a la cara no expuesta al incendio.
  • Los elementos divisorios, como las puertas, deben permanecer cerrados y, para ello, deben contar con la tecnología necesaria para evitar que permanezcan abiertos.

Los fundamentos de la sectorización 

La reglamentación española exige que la estructura de cada tipo de edificio cuente con cierto grado de resistencia al fuego. Por ello, todos los elementos que forman parte de la sectorización deben cumplir, como mínimo, con el mismo requisito de resistencia que la edificación.

Beneficios de la sectorización contra incendios 

El sector de incendio puede salvar las vidas de los ocupantes del edificio y cuenta con dos grandes beneficios:

  • Por un lado, la minimización de los daños. Cada sector está equipado con todo lo necesario para evitar la propagación del incendio a otras áreas. Esto evita daños mayores, tanto personales como materiales.
  • Por otro lado, la reducción de los costes derivados del incendio. Como el fuego se limita a un área, el coste de los daños es menor que si se extendiera por todo el edificio.

Ejemplo de sectorización de incendio 

La importancia de la sectorización de incendios se entiende mucho más fácil teniendo en cuenta que el 62 % de las víctimas mortales de los incendios no estaban en la sala en llamas, sino en otras zonas del edificio.

Si estamos dentro de una sala de 5 metros de longitud, de ancho y de alto, y se produce un incendio en la sala de al lado, hay dos opciones:

  • Si el edificio está sectorizado, el incendio no traspasará las paredes y podremos salir por una vía de evacuación.
  • Si el edificio no está sectorizado y hay un agujero de solo un centímetro de diámetro entre una sala y la otra, en apenas tres minutos nuestra sala estará completamente llena de humo y gases tóxicos.

La sectorización evita que el humo, los gases, el calor y el propio fuego se transfieran de zonas incendiadas a otras seguras.

Sistemas que permiten la sectorización contra incendios 

Hay muchos sistemas de sectorización contra incendios, como por ejemplo las barreras de humo y fuego, los sellados y los cerramientos.

Cada uno de ellos cuenta con sus ventajas y pueden ser combinados entre sí para proporcionar una protección contra incendios superior. Entre los más utilizados encontramos las puertas y las cortinas cortafuegos.

Si tienes dudas sobre el mejor sistema para hacer un sector de incendio en una edificación, cuenta con la ayuda de nuestros expertos.