alarmas-detectores-incendios
13 / 09 / 2022 / Fuego y humos

Cómo son los detectores de incendios y qué papel juegan en la labor de las cortinas cortafuegos

Un detector de incendios es un sistema de seguridad imprescindible en cualquier edificio, tanto industrial como residencial. Y es que la detección es el primer paso para poner en marcha una maniobra de extinción. 

Por eso, en este artículo, analizamos cómo son los diferentes detectores de incendios, qué tipos existen y qué papel juegan en conjunto con otros sistemas de seguridad, como las cortinas cortafuegos. 

¿Qué sistemas hay para detectar un incendio?

Existen básicamente tres tipos de sensores de incendio:

  • Detectores de humo.
  • Detectores de calor.
  • Detectores de llamas.

En conjunto con cada uno de estos detectores, cada sistema incorpora una alarma de incendio que se encarga de alertar sobre el fuego.

Tipos de alarmas y detectores contra incendios

Existen diferentes tipos de detectores de incendios. Analicémoslos.

Los detectores de humo se pueden dividir en: 

  • Detectores iónicos. Funcionan por un principio de ionización y son muy sensibles, incluso al humo no visible. Sin embargo, no funcionan si la velocidad del aire supera los 0,5 metros por segundo.
  • Detectores ópticos. El humo que entra interrumpe la transmisión de un rayo de luz y esto activa una alarma. 
  • Detectores de barreras ópticas de humo, o lineales. Consiste en un sistema de emisión y recepción de infrarrojos. Si disminuye la intensidad del haz de luz infrarroja debido al humo, se activa la alarma.
  • Detectores por aspiración. Una red de tuberías aspira el aire y analiza la muestra recogida para ver si tiene partículas de humo. 

Los detectores de temperatura pueden ser de dos tipos según el tipo de sensor: 

  • Detectores térmicos. Se activan cuando la temperatura se eleva por encima de los 68 ºC y se fusiona un elemento de su interior, así que son detectores tardíos. 
  • Detectores termovelocimétricos. Funcionan cuando la temperatura se eleva rápidamente, sobre los 8 ºC por minuto, sea cual sea la temperatura de partida. 

Los detectores de llama incorporan un sensor y, según del tipo que sea, se pueden dividir en tres tipos: 

  • Detectores infrarrojos (IR). 
  • Detectores ultravioletas (UV).
  • Detectores mixtos (IR/UV). En este caso se incorporan ambos sensores para reducir las falsas alarmas a la vez que mejora la sensibilidad. 

Cómo elegir el mejor detector de incendios

El mejor detector de incendios es aquel que detecta el fuego desde sus inicios y alerta rápidamente. En los entornos en que el humo solo puede ser sinónimo de un fuego, el detector de humo es la mejor opción porque se activa desde incluso antes de la combustión. 

Sin embargo, no siempre es la opción más recomendada. Puede que el fuego se produzca sin humo, como por ejemplo en la industria química. Y lo mismo podemos decir de los lugares donde el humo puede ser sinónimo de una actividad cotidiana, como una cocina o un garaje. 

En estos casos, el detector de calor o de llama es la mejor opción. Especialmente el detector termovelocimétrico o el que combina IR y UV. 

Normativa para los detectores de incendio

Cuando hablamos de cómo se regula una edificación no industrial, el detector de incendios se rige por la normativa del Documento Básico de Seguridad contra Incendios del Código Técnico de la Edificación.

Sin embargo, en los edificios industriales hay que tener en cuenta el Reglamento de Seguridad Contra Incendios en los Establecimientos Industriales.

Además de estos, se deben tener en cuenta la UNE EN 54 y la UNE 23007-14. 

Detectores de incendios en los sistemas de cortinas cortafuegos y de humos

El sistema de detección de incendios y la alarma anti incendios no trabajan de forma separada de los sistemas de extinción o sectorización. En conjunto, ambos pueden evitar que se propague un incendio que apenas está comenzando. De ahí la importancia de contar con un sistema anti incendios completo. 

En el caso de las cortinas cortafuegos o cortinas para el control de humos, se activan una vez que los detectores automáticos de incendios dan la alarma, evitando que el incendio se extienda a otras zonas. 

Si en tu edificio residencial o industrial ya dispones de un detector de incendios, ponte en contacto con nosotros para informarte sobre las diferentes formas de sectorizar y evitar la propagación de las llamas y el humo.